lunes, 13 de julio de 2020

"Las lágrimas de Isis" de Antonio Cabanas

Hoy gracias a @EliaHache89 os traigo la reseña de esta novela que tanto le ha gustado.

Título: Las lágrimas de Isis
Autor: Antonio Cabanas
Precio: 19,90 euros


Sinopsis

Una novela magistral en la que el Antiguo Egipto se despliega ante nuestros ojos en toda su grandeza a través de una de sus protagonistas más carismáticas.

Descubre a Hatshepsut. No ha habido nunca una reina como ella en la Historia de la Antigüedad.
Esta es la historia de una mujer que desafió al orden establecido para convertirse en el faraón más poderoso de Egipto. Gobernó en el momento de máximo esplendor del país, cuando su ejército era el más fuerte del mundo y el reino disfrutaba de gran prosperidad. Y dejó un inmenso legado en forma de obras arquitectónicas que hoy en día nos siguen fascinando.
Opinión personal

Hablar del Antiguo Egipto y soñar, siempre vienen de la mano. Desde muy pequeña me fascina la cultura de este país, que tantos nombres se le asocian: el país de los dos mil dioses, la Tierra Negra, Kemet, Las Dos Tierras…
Todo lo que envuelve a esta cultura es magia; tanto su religión, como su arquitectura, escritura, pinturas... Nos ha dejado un legado casi de ciencia ficción y muchos misterios que no dejan de asombrarnos hoy en día.

Esta historia cuenta una verdad muy olvidada. Existió una mujer faraón, que luchó contra su tiempo, un tiempo de hombres; para gobernar lo que por ley le pertenecía. Y es que Hatshepsut, rompió los moldes establecidos, peleó con uñas y dientes desde que era niña para que se reconociera su legitimidad y pudo gobernar durante más de 20 años.
La forma en la que el autor narra toda la vida de nuestra protagonista es fascinante. Desde un primer momento te sumerges en Egipto, en sus palacios, en sus templos, en sus dioses, en su río. Te empapas de la vida de sus personajes, como si estuvieras viviéndolo en primera persona. Sólo quieres conocer más y más del entramado de la historia.
Y es que, si nuestra princesa es importante, no lo es menos, Senenmut, pieza clave en la consecución de los objetivos de Hatshepsut. Esta historia cuenta una de las versiones, que, aunque no está demostrada, tiene bastante sustento histórico; y que lo sitúan como el gran amor de la faraona, y uno de los hombres más poderos de Egipto. El escriba terminó ostentando más de 80 cargos asociados al Palacio Real.

Son muchos los personajes que aparecen en la novela, con gran importancia en la Historia de Egipto. Tutmosis I (el padre de Hatshepsut), Tutmosis II (hermano de esta), Tutmosis III (corregente con Hatshepsut al ser muy niño). Este último será pieza clave, pues su tía, Hatshepsut, le preparó desde niño para poder acceder al trono un día y ser un gran faraón.
Pero después de la muerte de la princesa, fueron innumerables los atentados cometidos contra sus templos, sus estatuas, borraron su nombre de cartuchos reales, y los sustituyeron por los de otros farones. Todo, para borrar la huella de una mujer poderosa, que gobernó con mano firme para conseguir un país próspero y en paz.
Si te interesa la vida del Antiguo Egipto, las vidas de los faraones, los “líos” de palacio, las luchas de poder y además quieres descubrir la Historia de una gran y poderosa mujer que luchó contra todo un sistema, este es tu libro.

Y a vosotros, ¿os interesa la Historia de Egipto? ¿Habéis leído la novela?



2 comentarios:

  1. Realmente interesante el antiguo Egipcio, da para muchos libros e historias. Este concretamente no lo conocía, y me lo apunto puesto que no he leido nada de la ketchup, como la llaman los guías turísticos cuando visitas su palacio. Comentan que además de una gran faraona, fue muy maquiavélica, dando pie a numerosas historias interesantes. Apuntadísimo, gracias y saludos

    ResponderEliminar
  2. La tengo pendiente de lectura. Me gusta mucho la temática pero todavía no encontré el hueco para poder leerla. Besos

    ResponderEliminar

Cerrado por vacaciones

El blog estará inactivo desde hoy hasta el lunes 24 de Agosto por vacaciones. ¡Disfrutad de buenas lectura!