lunes, 10 de febrero de 2020

"La hija extranjera" de Najat El Hachmi

¡Buenos días! Hoy os traigo la reseña de esta novela que he leído gracias al taller de lectura del Colectivo "Les Filanderes".
Título: La hija extranjera
Autora: Najat El Hachmi
Precio: 8, 95 euros

Sinopsis

Una chica nacida en Marruecos y criada en una ciudad del interior de Cataluña llega a las puertas de la vida adulta. A la rebelión personal que atraviesa cualquier joven, ella debe sumarle un dilema: salir o quedarse en el mundo de la inmigración. Algo estrechamente ligado al duro conflicto interno que le supone la posibilidad de romper el vínculo con su madre. La protagonista de esta novela es una joven brillante que, al terminar el instituto, se debate entre aceptar un matrimonio arreglado con su primo e irse a Barcelona para desarrollar su talento. La lengua materna, una variante del bereber, simboliza las dificultades de comunicación y el conflicto de identidad que la protagonista experimenta durante todo el relato, al tiempo que reflexiona sobre la libertad, las raíces, las diferencias generacionales y la compleja realidad personal, social y cultural que le impone su condición de inmigrante. A ello se le añade el complicado acceso al mundo laboral que afronta la juventud de hoy en día. Una voz narrativa llena de fuerza que afronta las contradicciones que marcan su vida con honestidad, determinación y valentía; un monólogo sobre la familia y la intensidad de los lazos afectivos que nos unen a la tierra, la lengua y la cultura.


Opinión personal


La novela narra la vida de una niña que aunque ha nacido en Marruecos, es más española que marroquí. Para ella lo extranjero es lo que pertenece a la cultura de su madre, es por ello que a lo largo de toda la novela vamos a ver esa confrontación entre su país de origen y su país de residencia y donde ella se ha criado. 
Esto es tan llamativo, que en muchos de los casos no tiene palabras en marroquí para traducir cosas españolas o le falta vocabulario para hablar de algunas cuestiones. Además es una niña que se ha criado dentro del sistema educativo español, es decir, ha tenido acceso a una educación igualitaria y ver la cultura de su madre, donde las mujeres juegan un papel secundario no es un aspecto fácil ni entendible para ella.

Sin embargo, durante toda la novela se hace especial referencia a la gastronomía árabe. Una gastronomía basada en la elaboración minuciosa de comidas, pero sobre todo de dulces. Se cuenta con gran detalle la elaboración de los mismos. Esto, además, va de la mano con el siguiente aspecto que me ha llamado la atención de la novela y es que una "buena mujer" debe de estar algo gordita para la cultura árabe, mientras que la cultura europea aboga por la delgadez.
Me imagino que el motivo es por el tema de la fertilidad.  Las mujeres con curvas siempre fueron consideradas como mujeres aptas para dar a luz, no solo por sus caderas sino porque se suponía que estarían bien alimentadas y los hijos nacerían sanos.

A su vez destaca la falta de importancia de la educación en mujeres. Ellas están destinadas a estar en casa. Sin embargo nuestra protagonista es una chica con ganas de aprender, con pasión por la lectura. Lo que hace que choque con lo que se espera de ella, con la educación de su madre y con sus propios sentimientos.

Otra cosa que me ha llamado mucho la atención es la importancia del "qué dirán". A pesar de tener a la familia en otro continente, es importante ser "buena musulmana" para que cuando la gente de aquí llame a sus familias y hablen del resto, no puedan decir nada malo que perjudique un posible matrimonio.

Por último destacar el estilo y lenguaje del libro. Todo el libro está escrito como un monólogo interior, siguiendo la estela de los grandes autores del siglo XX como James Joyce, autor del Ulises. A pesar de ello, no es tediosa ni se hace larga. La forma de introducir los diálogos y las conversaciones aparecen casi siempre como un pensamiento, una reproducción del mensaje. Aunque a veces si que hay algún diálogo, pero no es lo común. Cuando me di cuenta de esto pensé que me iba a cansar de tanto monologo interior, pero es verdad que es super ágil y tan bien construido que no se hace cansado no tener diálogos. Por este motivo, la novela está escrita en primera persona.

La verdad es que es una delicia de novela, que muestra el choque cultural entre una madre y su hija. Además logra que ten pongas en la piel de la niña y en sus dudas y sentimientos. Absolutamente recomendable, de esas novelas que dejan huella tras su lectura. No te la pierdas.


1 comentario:

  1. Para que luego digan que solo los españoles estamos preocupados por el qué dirán, por las apariencias y las malas lenguas; es curioso que lo tengamos en común todo el planeta.
    Me gusta la historia bastante, sí.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar

María Dueñas en la Semana Negra de Gijón

¡Por fin! Parece que las cosas vuelven a la normalidad tras este año pandémico. Por fin vuelve la Semana Negra de Gijón.  Este año las prese...